"Antoni Gaudí, una visión inacabada" una película perdida


En 2010, la Cadena SER localizó una copia de la película Antoni Gaudí, una visión inacabada, rodada en 1974, en la que José Luis López Vázquez interpretaba al arquitecto Antoni Gaudí. El film no se llegó a estrenar nunca en las salas comerciales (sólo se proyectó en algunos pases privados) ya que los productores no pudieron devolver el crédito de un millón de pesetas que habían pedido a una entidad financiera catalana.

A raíz de esto, dicha entidad se quedó a modo de embargo con las copias, los negativos y los derechos de reproducción. Una de estas copias fue localizada por un historiador catalán, después de pasar más de 30 años oculta en una caja de cartón. 

En, 'Antoni Gaudí, una visión inacabada', dirigida por John Alaimo, José Luis López Vazquez no fue la primera opcion. Los productores preferían a Fernando Rey para interpretar al autor de la Sagrada Familia. Sin embargo, el protagonista de "French Connection" en aquellos momentos estaba rodando otra película, y fue el recientemente desaparecido actor madrileño quien se quedó con el papel protagonista. La cinta estaba pensada inicialmente para la televisión.

Descubren un documental perdido de Hitchcock sobre los campos de concentración nazis



El Museo de la Guerra Imperial de Londres sacará a la luz a finales de este año un desconocido documental sobre los campos de concentración nazis realizado por el director Alfred Hitchcock, de cara a la celebración en 2015 del 70 aniversario de la liberación de Europa con el final de la Segunda Guerra Mundial. 

Se tratan de cinco rollos, que al parecer han permanecido ocultos hasta nuestros días por el horror causado por el material en Alfred Hitchcock y el deseo aliado de no restregar el Holocausto a Alemania.

Según The Independent, el contenido de las imágenes filmadas por operadores de cámara de la Unidad de Cine del Ejército Británico, al tiempo que las tropas aliadas liberaban a los judíos de los campos de concentración, "horrorizaron" al creador de Vértigo y The Birds (Los pájaros). Hitchcock, apodado el maestro del suspense por la brillantez de sus películas de terror, quedó tan "traumatizado" por el duro contenido de las grabaciones que permaneció alejado de los estudios Pinewood durante una semana.


En 1945, Hitchcock fue reclutado por su amigo y mecenas Sidney Bernstein para ayudar a realizar un documental sobre las atrocidades alemanas durante la guerra. El trabajo estaría basado en las filmaciones tomadas por camarógrafos británicos y soviéticos a medida que las tropas aliadas liberaban, enmudecidas por el horror, los campos de la muerte. 

Películas norteamericanas perdidas

La Biblioteca del Congreso realizó su primera encuesta integral de películas mudas durante los últimos dos años y concluyó que 70% se ha perdido. De los casi 11.000 largometrajes mudos filmados en Estados Unidos entre 1912 y 1930, sólo se hallaron 14% en su formato original. Aproximadamente 11% de las películas que sobreviven existen en versiones extranjeras o formatos de baja calidad.

La gran mayoría de los largometrajes mudos filmados en EEUU se han perdido debido al deterioro y el abandono durante los últimos 100 años, lo que significa que un arte del siglo XX casi haya desaparecido,.

Durante el auge del cine silent entre 1912 y 1929, ir al cine se convirtió en la forma más popular de entretenimiento. La asistencia a los cines en Estados Unidos promedió 46 millones semanales en los años 1920, en un país de 116 millones de habitantes, según el informe.

El propósito principal del estudio era completar una base de datos de las películas todavía existentes, en qué formato se encuentran y dónde. “Esta información hará posible desarrollar un plan nacional coordinado para repatriar aquellas películas americanas “perdidas” y asegurarnos que sean preservadas antes de que ocurran más perdidas”, aseguraba el bibliotecario del Congreso, James H. Billington.

Entre los filmes mudos destacados que se consideran películas perdidas están "Cleopatra", de 1917; "The Great Gatsby", de 1926; la mítica "London After Midnight", de 1927 y protagonizada por Lon Chaney, y "The Patriot", de 1928.

La vulnerabilidad de las películas con material de nitrato al fuego y al deterioro han contribuido a las pérdidas, además de la práctica de sector de descuidar o destruir los positivos y negativos.

De los grandes estudios, MGM se destacó por su labor de preservación de las películas mudas. El estudio también tenía en su colección películas como "Gone with the Wind" y "The Wizard of Oz" y encontró valor comercial en filmes viejos que presentó en los cines y la televisión. Fue el qué más invirtió en su conservación y salvó 113 películas mudas que produjo o distribuyó. MGM también entregó positivos y negativos a archivos, fundamentalmente a la George Eastman House en Rochester, Nueva York. Como consecuencia de todo ello, el 68% de las películas mudas de MGM sobreviven.

Paramount Pictures, el estudio dominante de los primeros tiempos del cine, se destaca por contra por los escasos filmes que conserva. El estudio de la Biblioteca del Congreso señaló que Paramount no tuvo un programa de preservación hasta los años 1980 y que ahora sólo un 29% de sus películas o fragmentos de filmes mudos pueden ubicarse.